frío

Se quedó paralizado. La sangre ya no fluía. El ojo de su fusil seguía apuntando en dirección a la lejanía. La nieve caía a raudales, cortando el espacio diagonalmente. Su susurro cortaba incluso la respiración. Abrir. Cerrar. Dolorosamente. Los ojos. Si apretar el gatillo y disparar. Hacia la lejanía invisible y blanca. El dedo no respondía a las órdenes de su cerebro. Le temblaba el pulso y sin embargo, se sentía tan rígido como un témpano de hielo, los músculos entumecidos. Sus pies eran pesadas losas hundidas en la nieve. Inspirar. Pensar, con la mandíbula apretada. Esa lejanía asustaba. ¿Quién… quién vendrá? ¿Será amigo o enemigo? Un desconocido, al igual que él, en esa estepa inhóspita.


 

García Peña

Anuncios
Explore posts in the same categories: Brevísimos

Etiquetas:

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “frío”

  1. olga Says:

    Pues me gusta. Sientes su miedo como si fuera tuyo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: